sábado, septiembre 23, 2006

Google
 
Web www.sistemaxp.blogspot.com

Cambiar la placa base y el procesador sin perder Windows XP


Cambiar la placa base y el procesador sin perder tu Windows XP



A continuación vamos a daros la solución a un problema que preocupa a gran cantidad de usuarios de XP.


Imaginemos por un momento que tenemos un PC con la siguiente configuración: AMD K6-2 450 128 Mb chipset VIA MVP3.... en el cual tenemos instalado Windows XP funcionando correctamente. Sin embargo cierto día decidimos actualizar nuestro PC y directamente nos vamos a poner en el peor de los casos, vamos a cambiar por un Pentimun 4, es decir, nisiquiera un AMD con el cual seguramente al coincidir chipset de la placa base, podríamos hacer el cambio sin que nada ocurriera.

Como tenemos nuestro XP totalmente configurado y optimizado a nuestro gusto, sería un engorro tener que instalar de nuevo todo el sistema, no por que pudieramos peder datos, si no por tener que configurar TODO de nuevo, ya que los archivos podemos guardalos y esto no sería un problema.

Vamos ver entonces, como realizar dichos cambios a nivel Hardware (cambios de importancia sin duda alguna) y mantener nuestro XP intacto. Para ello tenemos tres soluciones distintas:
- Caso 1 - Cambiar placa base y dejar que XP detecte los cambios:

En este caso no debemos hacer nada especial y es el más sencillo ya que XP continuará intacto, detectando por si mismo todos los cambios del Hardware. Esto solo es recomendable en caso de que, a pesar de hacer un cambio de importancia como es cambiar la placa base, esta tenga el chipset del mismo fabricante que teníamos anteriormente. Este método es especialmente útil con los AMD ya que con ellos generalmente se utilizan chipset VIA, con los drivers Hyperion que son los mismos para todas las versiones de los chipset de este fabricante.


- Caso 2- Forzar a XP para que detecte el nuevo Hardware:

Una vez tengamos cambiada la placa, iniciamos el PC desde el CD de Windows XP, y seleccionamos la opción INSTALAR, esto es muy importanto, no debemos seleccionar la de reparar, porque en dicho caso solo se comprobarán que los archivos de sistema no están corruptos y no se llevará a cabo la redetección de Hardware recién instalado.

El proceso de instalación detectará que existen una versión de XP en nuestro sistema, y es AHORA, se nos preguntará si queremos reparar la versión de XP instalada en nuestro sistema, a lo cual contestaremos que SI.


XP pondrá el marcha el proceso el cual reenumera el Hardware de nuestro sistema y realiza los cambios oportunos para iniciar correctamente con la nueva placa.

Una vez finalizado todo este proceso podremos iniciar XP sin problemas e instalar los nuevos drivers de nuestra placa si fuese necesario. Aun así debemos tener en cuenta que al reinstalar el muy probable, que perdamos diversas configuraciones de nuestro sistema o de programas instalados en el. Para más información: http://support.microsoft.com/default.aspx?scid=kb;EN-US;q312369

Sin embargo, tenemos en XP una utilidad para guardad archivos y configuraciones del sistema, que podremos grabar en un CD y luego restauralo en nuestor sistema. Podemos encontrarla en: Inicio --> Programas --> Accesorias --> Herramientas del Sistema --> Asistente para transferencia de archivos y configuraciones.


Nota Autor: Brianxp